Home SUBASTA OCTUBRE ARTE San Isidro labrador

715 - JUAN POMPEYO ( Escuela italiana,activo en Córdoba en el primer tercio del s. XVIII) , San Isidro labrador

Finalizada

NO DISPONIBLE

Categorias

Comparta este lote

Descripción del lote

Obra atribuible a Juan Pompeyo, pintor del que se conocen pocos datos biográficos. Desde Antonio Ponz (Viaje de España, 1772-1794), se dice que era de origen italiano, violinista de profesion, y que llegó a Córdoba para formar parte de la capilla de música de aquella catedral. A pesar de la escasez de noticias, existe un documento de 1713 en el que consta que se le pagaron 2.300 reales por la realizacion de cuatro lienzos para la cripta situada debajo de la capilla del Cardenal Salazar en la citada catedral. Dichas pinturas, que se conservan "in situ", representan la Aparicion de la Virgen de la Merced a Jaime I, la Transverberacion de Santa Teresa, el Martirio de San Zoilo y San Eulogio, y son las que han permitido conocer las caracteristicas de su estilo, sirviendo de base para atribuirle una serie de lienzos que se reparten por las capillas de la Catedral de Córdoba, asi como para justificar la atribucion tambien de este San Isidro labrador.
Son tipicas de Pompeyo las pequeñas cabezas de querubines, con frentes amplias y recortadas a contraluz entre las nubes; existe igualmente una gran correlacion entre las facciones de San isidro , de rasgos muy acentuados, y las de San Eulogio y Jaime I, y asimismo semejante el tratamiento de la mano que San Isidro apoya en su pecho y la de San Eulogio, en la misma posicion. Por último, la figura del ángel que ocupa el ángulo inferior derecho es un recurso compositivo que utiliza Pompeyo en los cuatro lienzos ya citados y tiene una especial correspondencia con el niño que aparece sentado a los pies de Jaime I.
Por otro lado, parece probable que Pompeyo llegara a España con unos conocimientos de la técnica pitórica pero no hay duda de que en su pintura se deja sentir la influencia de los maestro españoles, concretamente de Antonio Palomino, quien, desde principios de ese mismo año de 1713 se encontraba en Córdoba pintando los tres grandes lienzos que los albaceas trestamentarios del Cardenal Salazar le habian encargado para los altares de la capilla de Santa Teresa. Esta influencia se aprecia especialmente en el tratamiento de la amplia capa que viste San Isidro, a base de grandes pliegues picudos y alargados, y en la rotundidad de la figura del Santo, que corre pareja con la de San Acisclo en el lienzo que representa su martirio. Consecuentemente, creemos probable que este lienzo fuera realizado con posterioridad a la citada fecha de 1713.
Agradecemos a Doña Natividad Galindo el texto que antecede y que ha permitido la correcta catalogacion de la obra.

Lotes recomendados

© Sala Retiro - Todos los derechos reservados

Cerrar

¿Ha olvidado su contraseña?

Registrarse